'Existe una manera de vivir a la que los Lakota llaman "Caminar en la Belleza." Se dice que uno Camina en la Belleza cuando tiene su Tierra (parte física) y su Cielo (parte espiritual) en Armonía.'

divendres, 7 d’octubre de 2011

Los Comanches

Indio Comanche.
Los comanches eran una tribu seminómada y vivían de la caza de grandes animales. En un principio se dedicaron a la caza del bisonte americano o búfalo, los cuales les abastecía de comida, ropa, materiales, para construir sus viviendas y herramientas de hueso; pero posteriormente incluyeron también a los antílopes, los venados y otros animales de menor tamaño entre sus presas. Durante el invierno y los otros comienzos de primavera, la tribu vivía en aldeas permanentes, generalmente junto a los cursos de los ríos. En verano abandonaban las aldeas y se trasladaban en masa a las llanuras abiertas para la caza del búfalo, quedando solo en las aldeas de los ancianos. Esta ronda de actividad anual ha llevado a llamarlos semi-sedentarios.
Estos nativos americanos dependían de las migraciones de los animales para abastecerse y sobrevivir. La caza era generalmente una actividad tribal, que se llevaba a cabo mediante curiosas estrategias como, por ejemplo conducir la manada hasta un precipicio, encerrarla en un corral en donde posteriormente era sacrificada o cercada mediante fuego.
Durante parte del año plantaban en maíz, legumbres, distintas especies de calabazas y girasoles.
Así pues llegamos a la conclusión que los indios comanches no humanizan el espacio totalmente ni lo transforman, solo lo utilizan para poder sobrevivir. Se adaptan al medio, viajan con sus estaciones del año, siguen las migraciones animales...
a estructura típica de las casas para los campamentos de caza del búfalo, era le tienda de piel de búfalo llamada tipi. Esta palabra viene de la lengua Dakota y significa aproximadamente (usado para vivir dentro) Los caballos transportaban los tipis mediante unos apartaos llamados travois, anteriormente usado por los perros. El travois consiste básicamente en un par de varas que llevan uno de los extremos arrastrando por el suelo y los otros cruzados y sujetos a los lomos de un perro o un caballo, con una plataforma de palos o cinchas cerca del extremo del suelo sobre la que se amarra la cobertura de un tipi u otros bienes. El medio social de la tribu comanche se desarrolla a través del medio natural.
Estaban organizados en unas doce bandas autónomas, grupos locales que, a diferencia de lo que sucedía con la mayoría de las tribus de indios de las Llanuras, carecían de linaje, clanes, sociedades militares y gobierno tribal. Estas tribus se formaron a partir de pequeñas unidades locales o bandas, que en un principio se reunían solo para la caza comunitaria en el verano o para grandes ceremonias religiosas.
Aunque algunas de las gentes de la tribu tenían cargos políticos y religiosos semi-hereditarios y existían posiciones de autoridad reconocidas e incluso familias de jefes entre muchas tribus, los jefes no tenían poderes autocráticos, sino que se basaban en su objetividad, generosidad y capacidad de persuasión para conseguir la obediencia. Sin embargo, tenían poderes para designar las fechas y lugares de las ceremonias principales. Una característica importante que la organización social de las gentes de las tribus indias norteamericanas tenían en común eran las distintas asociaciones voluntarias, clubes o sociedades, que incluían algunas para las mujeres, en las que la pertenencia no era por nacimiento sino por elección, a través de la compra y la iniciación.
Esta tribu estaba organizada en bandas que daban el mismo énfasis a los familiares del lado paterno y materno, y que extendían la consideración de hermanos de forma horizontal a todos los parientes conocidos. Normalmente, las bandas se alineaban en tribus, pero en el transcurso del año, éstas tenían que ser capaces de dividirse en bandas locales autosuficientes durante el otoño e invierno y volverse a unir en una banda mayor o campamentos tribales en la primavera, cuando el bisonte se reunía en grandes manadas.
Los líderes religiosos de los comanches se llamaban Chamanes. Casi siempre el chaman era la persona más sabia de la tribu. Éste se encargaba de la vida espiritual y moral de la tribu, aconsejaba a los miembros de la tribu, observaba el cielo, lo interpretaba y lo predecía para sus gentes.
En muchas ocasiones iba acompañado del curandero o curandera de la tribu para curar a los enfermos, pues los comanches pensaban que ciertas enfermedades eran espirituales, por lo que el curandero necesitaba la ayuda del Chaman.
Las mujeres comanches confeccionaban excelentes trajes de cuero, aunque desconocían el autentico curtido que usaba medios químicos para ablandar el cuero, por lo que usaban medios mecánicos como el retorcido y el raspado. La ropa para las ocasiones ceremoniales estaba decorada con bordados como diente de alce; desde la adquisición de bienes mediante el comercio, el trabajo de cuentas y las aplicaciones de cintas se volvieron importantes en las áreas de esta tribu, así como la ropa hecha de tela de ante.

Video "Los guerreros Comanches"

dijous, 6 d’octubre de 2011

Reserva de la Push, Washington

La tribu Quileute ha vivido y cazado en esta zona durante miles de años. Aunque la reserva de la Push es sólo una milla cuadrada, el territorio original de la tribu se extendía a lo largo de las costas del Pacífico de los glaciares del monte de Olimpia de los ríos de las selvas tropicales. Mucho ha cambiado desde aquellos tiempos, pero los ancianos Quileute les gusta recordar " los días" en cuando el "pueblo viejo", se atrevía a desafiar kwalla, la ballena poderosa, y el relato la historia de cómo el bayak o cuervo puso el sol en el cielo.
Reserva de la Push
Debido a la remota ubicación de La Push, los Quileute han construido una industria de turismo que sirve a aquellos que buscan una escapada relajante o una aventura de rejuvenecimiento.
En la actualidad solo unos 750 Quileutes viven en la reserva de la Push, de los cuales solo 10 hablan el idioma Quileute.

La Sede Quileute y un mini museo estan situados en el antiguo pueblo. La mejor época para visitar la Push es fuera de temporada, cuando las habitaciones están disponibles, la ciudad no está llena, y las tormentas de invierno ceden y ofrecen buenas caminatas por la playa y vistas espectaculares.
La tribu Quileute ha recreado sus habilidades y oficios tradicionales que se enseñan en la escuela junto con el idioma, que es uno de los cinco en el mundo sin sonidos nasales. 
Por encima de la Primera Playa, en La Push sobresalen el Ocean Park Resort que cuenta con moteles, casas y cabañas.


Por desgracia la tribu Quileute se encuentra en peligro por tsunami, en el siguiente video podreis ver la actualidad de la reserva y el peligro que corren sus habitantes. Nada a ver claro con la idea que tenemos de la pelicula Twilight, que gracias a ella hemos podido "rescatar" una cultura ya perdida en el tiempo.
Para más información sobre esta tribu consultar en el blog, la entrada: "La tribu Quileute."